Que alguien me explique la infidelidad

Todos tranquilos, nadie se alarme, no he sido víctima de la infidelidad, afortunadamente. Sin embargo, de cierta manera sí lo he sido. Tengo tres conocidos que están involucrados con personas casadas lo cual me genera mucha intriga ¿Es un virus? ¿Está de moda? Y sobre todo ¿es contagioso?

Lo curioso es que las tres historias, siendo de todos los colores, tamaños y sabores tienen un factor en común: la persona que está casada miente sin control, manipula sin piedad y dice estar perdidamente enamorada (¿de quién? Esa sería mi primera pregunta de muchas).

Entiendo que debe haber una parte de emoción por el hecho de que se está haciendo algo que “no se debería hacer”, algo que está “mal”. Pero ¿qué no todas las relaciones nuevas están impregnadas de esa euforia novata? Para mi siempre lo ha sido así y afortunadamente se va desgastando esa histeria porque si no se me hace que a uno le podría dar un desmayo o un tropezón de corazón.

Lo que más me intriga es porqué alguien que no está casado, o sea llámese “el otro o la otra” tendría el mínimo interés de quedarse con una persona tan compulsivamente mentirosa (me imagino que llevar una doble vida requiere de serios talentos). Alguna vez un conocido que salía con varias mujeres al mismo tiempo me contó que la clave está en hacer lo mismo con todas porque así tu mente no te traiciona. A todas las llevo a ver la misma película y a cenar al mismo lugar – me decía – si puedo las llamo a las 3 con el mismo apodo. No sabía si reír o llorar, pero se me hizo bastante coherente su sugerencia, aunque un poco aburrida (¿no estaba buscando vivir al límite jugando con fuego?, siento que demeritaba un poco el propósito tanta “monotonía”). En fin.

La otra curiosidad que me ataca es el famoso discurso del “cuernudo/a” en el que en un tono (me imagino solemne) le dice al “otro/a”: Hice una promesa a mi familia y no la pienso dejar. Me pregunto si la promesa no era la de exclusividad o si interpretaron el tema de “en las buenas y en las malas” bajo otra perspectiva.

Como una buena amiga me dijo hace poco que hablábamos del tema: no voy a mentir, sí juzgo, los juzgo porque no entiendo. Que alguien por favor nos explique.

Saludos a los infieles,

La Citadina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s