Propósitos

Termina el 2017 y comienza el 2018. Adiós al año viejo, hola al año nuevo.  Un inicio de año representa algo nuevo, una oportunidad de reivindicarse y hacer las cosas de una manera mejor. Desde noviembre escuchamos: para el próximo año, en enero ya le echo ganas, el 2018 será mi año, empezaré la dieta cuando pase la rosca. Se postergan las buenas acciones y a veces, nunca, se hacen.

Primer mes del año y los gimnasios estarán a reventar, no pararán de sonar los teléfonos de los nutriólogos, las tiendas deportivas estarán abarrotadas de aquellos que quieren lucir bien mientras sudan. Pero seamos sinceros, el ritmo sano cuánto dura, en la mayoría de los casos tiene fecha de caducidad, tres meses y ya valió todo. La membresía anual realmente es trimestral.

¿Por qué no somos constantes? El año pasado me propuse leer mucho, al cerrar el 2017, llegué a 40 libros leídos. Creo que el éxito de esta empresa ha sido que la lectura es mi pasión, no me ha costado trabajo, sólo he sido constante en lo que más me gusta. Desde que dejé de tomar mi vida ha ido hacía arriba, es cierto que dejé el frasco porque toqué fondo pero también llevo tres años y medio sin caer el los brazos de Baco. Uno no se da cuenta de lo que es capaz hasta que está expuesto a situaciones límite. Creo que las personas no cumplen sus metas o propósitos porque las buscan por las motivaciones equivocadas. Debemos de basar nuestros propósitos en una premisa: ser una mejor versión de nosotros mismos.

Bajaré de peso para gustarle a tal chica, error. Debemos de bajar de peso para estar sanos y no intentar complacer a los demás. Lo más importante somos nosotros mismos. Dejé el pan a finales de noviembre porque el gluten me hace mal, intento bajar de peso porque tengo unos fierros en la columna y no quiero gastarlos. Empecé la dieta en noviembre porque siempre postergamos las cosas, empecemos cuando los retos son mayores. En diciembre muchas personas me decían, ya empieza el próximo año, en un mes no pasa nada. Hubo mucha presión pero logré no comer pan en el mes que más pan se come. Recomiendo hacer las cosas al instante, los escenarios perfectos no existen.

Que este año que inicia se cumplan sus metas pero sobretodo intenten ser mejores personas todos los días. Seamos mejores versiones de nosotros mismos.

Saludos intergalácticos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s