Bullying

Hace unas semanas la primera plana del diario de circulación gratuita, Publimetro, fue en relación al Bullying. El encabezado decía que México ocupa el primer lugar en Bullying a nivel mundial y se mencionaba que la diputada federal del PVEM, Paola Felix, presentó una iniciativa para reformar las leyes y prevenir el acoso escolar.

Siempre me ha parecido ridículo que se utilice ese término anglosajón en México, antes se decía: lo agarraron de su puerquito, lo molestan, lo joden, lo chingan, le echan carilla, etc. Siempre han existido quienes molestan y quienes son molestados. Este hecho no es único  de la infancia, en las oficinas prevalecen los jodones y los jodidos. El “bullying” es una práctica ancestral que nunca va a dejar de existir.

Cuando entré a la secundaria era muy chaparro, tenía unas orejotas y una cabezota. Desde el primer día fui blanco de los más  fuertes y me chingaron durante tres años. Cuando pienso en esa época, recuerdo mucha impotencia pero también agradezco haber sido su conejillo de indias porque me hice astuto, aprendí a aguantar vara y me hice machin.

El “bullying” me ayudó a forjar carácter y a no dejarme vencer tan fácil. Durante esa época conocí a un cuate que nunca estuvo en la mira de los  molestones. Hoy en día, a sus treinta años, la vida le ha puesto pruebas complicadas y no sabe cómo enfrentar las adversidades y se pone a llorar a las primeras de cambio. No sé si esté bien o mal, pero hay momentos en donde uno ya no se puede quebrar. Cuando siento que se me van a salir las de San Pedro, me agarro mis huevitos y me  acuerdo que sobreviví los años entre 1998 y 2001, pienso que nada puede ser peor y aprieto la quijada.

A la diputada federal Paola Felix le diría que no sea tarada y que proponga iniciativas para que bribones como Javier Duarte no roben. Lo que la clase política le hace al pueblo de México rebasa cualquier nivel de “Bullying”, nos están cogiendo estos descarados y nadie hace nada. Hago alusión a lo que me decía mi papá cuando regresaba todo triste de la secun: “El valiente dura hasta que el cobarde quiere”.

Saludos intergalácticos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s