No hay mal que por bien no venga

Desde pequeño siempre quise uno, añoraba el momento en que las hormonas y la pubertad me lo otorgaran, pensé que a los 18 años tendría uno muy grande y grueso pero esto nunca pasó, nunca llegó el momento en que pudiera portar con orgullo un frondoso bigote. A edad temprana me gustaba mucho la celebración escolar de la Revolución Mexicana, era la ocasión perfecta para lucir como el héroe morelense Emiliano Zapata, mi mamá me pintaba un ridículo bigote.
Recuerdo que en alguna ocasión mi vecina alemana, una encantadora viejita que parece haber salido de un cuento, conoció a un tío mío poseedor de un magnifico bigote y mencionó: los hombres deben de tener bigote, un hombre sin bigote es como un taco sin chile. Estas palabras se me quedaron muy grabadas en la mente.
Siempre estuve desfasado en absolutamente todo, me tardé mucho en crecer físicamente y también tuvieron que pasar años para que me comenzara a salir vello facial. En la preparatoria podían pasar meses y yo no tenía que rasurarme, me daba envidia que algunos compañeros tenían barba y bigote. En la universidad me comenzaron a salir unos escasos pelillos, pero tenía que eliminarlos a la brevedad porque lucían detestables. En mi desesperación para estimular el folículo facial, después de rasurarme me untaba chile serrano en el rostro, sólo lo hice unas 3 ocasiones porque ardía mucho, era como visitar el mismísimo infierno. Hasta los 24 años me salió la barba y el bigote de manera “decente”, pero debido a la actividad oficinista nunca pude darle la oportunidad de brotar Dios manda.
Desde hace más de un mes mi columna me ha impedido hacer mis actividades normales, he estado en casa y no tengo que salir a ningún compromiso importante. Bien dice el dicho “No hay mal que por bien no venga”, mis achaques me han dado la oportunidad de dejar crecer las barbas y el mostacho. Las personas que lo han visto me comentan que se ve espantoso, no me importa en lo absoluto, por fin me puedo “relamer los bigotes”.

Saludos intergalácticos.

Escrito el 4 de julio de 2012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s