Resbalar o pelear

Ha regresado a mi vida una persona que es conocida por drenar mi energía. Y no sólo la mía, a muchas personas les pasa igual, pero curiosamente a otras no. Las razones por las que unas personas son víctimas y otras no me las cuestiono a diario y trato de entender la famosa lección que se supone que debo aprender de esta situación.

Por ratos pienso que la razón de esta persona en mi vida es porque necesito aprender a poner límites, a no dejarme mangonear por la vida, ni que pasen por encima de mí. Pararme firme y segura. Enfrentarme a los demás, defender mis ideales.

Luego pienso que es más cuestión de dejar las cosas resbalar, ser la persona más inteligente. Recuerdo la pregunta que me fue compartida sabiamente hace años por una de mis más queridas mentoras: ¿Qué prefieres? ¿Tener la razón o ser libre? Cuando quería necear y exponer mi punto, mis argumentos y mi razón. Ser libre es la respuesta siempre.

Me identifico por las dos situaciones. No me gusta el conflicto, no me gusta pelear, pero a veces es necesario y a veces “calladita te ves más bonita”. Además de que sufro del mal de mutismo. Cuando necesito decir algo inteligente o contestar rápido me quedo muda. Y obviamente después de cualquier suceso descubro la combinación de palabras perfectas para contestar, sólo que demasiado tarde y cuando ya no viene al caso. He aprendido que no contar con esta habilidad es bastante positivo en muchas ocasiones porque A) no me meto en problemas y B) curiosamente a veces cuando uno se queda callado y pone cara de serio (por no decir mamón) impone más que cualquier cosa que se pueda decir. Y de por sí me dicen que tengo cara de “resting bitch face” así que esa segunda la aplico de maravilla sin pensarla.

Pero al final del día creo que encuentro un hilo y empiezo a descoser la incertidumbre de la lección. Porque he descubierto que ninguna respuesta es la correcta más que la que me haga sentir bien a mi. Afuera puede haber una tormenta, una crisis, caos, pero si adentro estoy bien, todo está bien. Puedo contestar, no contestar, resbalar o pelear. Cuando yo estoy bien, todo está bien.

Saludos con resting bitch face,

La Citadina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s