Preparatoria

Mi mamá viene regresando de Guatemala donde fue su reunión de preparatoria en la que estudió hace 50 años. Viene llena de historias interesantes sobre lo que es ver a la gente con la que estudiaste a una edad tan complicada y divertida para ver en el adulto y persona en la que se convirtieron.

Liz no ha cambiado nada, me cuenta. Es la misma que conocí hace todos esos años, tanto para bien como para mal. Roberto sigue haciendo las mismas bromas que hacía hace 20 años (cuando también se reencontraron para otra reunión). Quedan 4 profesores vivos que les dieron clase en aquella época y uno de ellos es el de literatura que suena que fue una de sus clases favoritas. Y 10 de sus compañeros ya no se encuentran en el mundo terrenal.

Dentro de las actividades del fin de semana, dieron un recorrido por la escuela y se sentaron en el salón en el que en un mundo paralelo hace tantos años estaban todos ahí sentados aprendiendo sin saber qué en 50 años estarían ahí de nuevo con una historia de vida probablemente diferente a la que esperaban tener. Una de las que estaba ahí lloraba.

Me pregunto ¿qué será de mi a mis 50 años de haber salido de la preparatoria? ¿Seguiré aquí? ¿Mi vida será la que imaginé? ¿Será mejor? ¿Será algo que nunca imaginé? ¿Estaré sentada en el salón en el que alguna vez estudiaba matemáticas que nunca volví a usar a lado de la que ahora es mi mejor amiga? ¿Estaré sonriendo o llorando como la compañera de mi mamá?

Saludos a 15 años de haber salido de la preparatoria,

La Citadina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s