¿Cuánto vale una buena acción?

En esta ocasión, voy a echarme flores ya que el otro día llevé a cabo un acto de amabilidad muy chingón.

Creo que el que se los esté presumiendo, le quita fortaleza a dicho acto, pero me vale. Se dice que cuando algo nos emociona, nuestro primer impulso es compartirlo así que, con gusto (y orgullo) se los comparto.

El domingo pasado, aunque desperté sin estar crudo, desperté con ese enorme antojo de un consomé y tacos de barbacoa de chivo con el que despierto casi todos los domingos.

A pesar de que estoy pasando por una situación económica terrible en estos momentos, junté unos $140 pesitos en “morralla”, y me lancé a disfrutar mi cotidiano manjar dominical.

Cuando voy crudo, llego en mi coche, me estaciono al lado del puesto, y le solicito a la doña que me de dos de costilla, dos de maciza y un consomé PARA LLEVAR, es decir, ni siquiera me bajo del coche.

Este domingo fue diferente ya que como me encontraba físicamente estable, decidí chingarme esos taquitos ‘in situ’.

La doña, que ya me conoce, me sirvió muy amablemente y conversamos muy agradablemente ya que no había nadie más.

A los cinco minutos, apareció un sujeto pidiendo cuatro órdenes de dos tacos para comer ahí.

Me percaté que evidentemente no eran todos para él. Dicho sujeto venía acompañado de tres personas quienes se quedaron en el interior de su auto. Mi primera conclusión fue que todos venían crudos o incluso pedos y que por eso habían decidido comerse sus tacos dentro de su coche.

El tipo que se rifó a pedir los tacos para todos sus compinches, era bastante pedante y mamador. No me cayó mal de entrada ya que me hizo conversación buen plan, sin embargo, el brother no paraba de decir cosas como: “Yo en Cancún muevo todo el mercado de los tacos de barbacoa”, “cuando vayas a Cancún tu di que vas de parte del blablablá y no tendrás problema de nada” y ese tipo de cosas que dicen (o decimos) cuando estamos envalentonados y ebrios.

El wey este, pidió una ronda más de tacos y los llevó nuevamente a sus amigos. La diferencia fue que, en esta ocasión, el también subió a su coche, arrancó y se fue.

No nos percatamos ni la doña del puesto ni yo, que se había ido sin pagar como hasta tres minutos después de su fuga.

La doña, al percatarse de esto, no pudo esconder su coraje y su tristeza ya que había prácticamente regalado casi 20 tacos, y si cada taco cuesta digamos $15 (la neta no me acuerdo cuánto cuestan), su pérdida ascendió a $300 pesotes. Y esos $300 pesotes, para alguien que viene desde el Estado de México todos los fines de semana y que sus condiciones económicas no son nada buenas, pues son una pérdida considerable.

Yo estaba indignado con el sujeto ese de los cojones. No puedo creer que haya gente así. Me revuelve el estómago.

Mi cuenta total fue de $90 pesos. Los $50 que me sobraron, me hubieran servido para muchas cosas, ya que como dije antes, mi situación económica en este momento no es la mejor. Sin embargo, decidí donarle esos $50 pesitos a la doña, que si bien no eran suficientes para recuperar su pérdida, al menos la haría un poco más leve.

Decidí hacerlo porque estoy seguro que esa señora se ha esforzado muchísimo a lo largo de su vida como para estar sufriendo los abusos de un gañán sin educación. Yo por mi parte, todavía me siento joven y creo que tengo mucho esfuerzo por dar y mucho que trabajar.

Recomiendo a todo aquel MexAppealer que lea esto, que desarrolle su sentido empático para con otras personas y realmente nos demos cuenta y agradezcamos siempre lo que tenemos, ya que a veces no nos damos cuenta de que lamentablemente en nuestro país, la gente sufre y sufre mucho por salir adelante.

$50 pesos no son nada, pero estoy seguro que para la doña que me surte de barbacoa todos los domingos, fueron un aliviane tremendo que ayudó a que su pérdida no fuera tan grave, no solo por el valor del dinero, sino por el valor de mi amable acción.

Saludos cordiales

Billy Brown

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s