La importancia de recordar los sueños

¿Alguna vez les ha pasado que despiertan felices debido a que tuvieron un sueño muy chingón y que lo tienen muy presente en esos 5 minutos posteriores a que te despiertas, y entonces te metes a bañar, sales, y se te olvidó todo el sueño? Es como si sacudieras los sueños fuera de tu cabeza cuando te enjuagas el shampoo.

A mi solía pasarme en mis años mozos (entre los 18 y los 23), en los que recurrentemente tenía sueños muy agradables y de todo tipo. Estaban, por supuesto, los eróticos; en los que lograba tener sexo con la chava con la que más deseaba tener sexo en ese momento en la vida real. Estaban los heroicos; en los que me convertía en campeón del mundo de fútbol anotando un gol de oro en el minuto 119’ de la prórroga. Estaban los “imposibles”; en los que podía volar y dar saltos espectaculares a través de las ciudades. Y estaban los extraños, en los que no entendía ni madres de lo que estaba pasando, las secuencias no tenían sentido y no había manera de entrelazar las ideas pero, por alguna razón, eran igualmente placenteros que todos los anteriores.

Para ese entonces, yo estaba leyendo el libro de Psicomagia de Alejandro Jodorowsky y en dicho libro, hay una parte en la que te expone cómo poder tener sueños lúcidos de una manera muy clara. Tan clara que, durante esa época que estuve leyendo el libro (si, tardé como 2 semanas o 3 en terminarlo) logré tener muchos sueños lúcidos e incluso manipularlos para mi propia conveniencia. Una delicia onírica.

Pero, empecé a hartarme de disfrutar estos sueños únicamente durante los 15 o 20 minutos posteriores a mí despertar, así que decidí tomar cartas en el asunto y comencé a escribir un diario de mis sueños.

Hasta la fecha lo conservo. No escribo más en él ya que la chavoruquez, según yo, me ha hecho no recordar ninguno de mis sueños desde hace tiempo.

No obstante, hay algunos momentos de ocio en el que lo releo y la verdad es que es una experiencia muy gratificante el poder leer un sueño que tuviste hace 8 o 10 años. Son sueños que, gracias a que los plasmaste en un papel, se quedarán en tu recuerdo para siempre. Me cago de la risa con la mayoría cada vez que los leo. Definitivamente logré el objetivo cuando decidí empezar a escribir sobre mi particular universo onírico y es un ejercicio que le recomiendo a todo aquel mex appealer que tenga a bien, leer estas letras.

Saludos cordiales

Billy Brown

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s