Hora de rajar

Hola mis queridos MexAppealers, este miércoles seré breve y conciso.

Hace un par de días, pude ver un video en YouTube en el que sale hablando el gobernador del estado de Morelos, Graco Ramírez. Habla de varias cosas pero hace hincapié en está indignado con las porquerías de otros políticos como Yarrington y Duarte ¡Pinche hipócrita! (Ahora les explicaré por qué)

Es vox populli que este señor dejará su cargo antes de que termine el periodo porque empezará a hacer su campaña para intentar postularse a presidente de la nación.

Él, como el 90% de los políticos, es un hijo de puta.

Yo conozco indirectamente al señor por tres razones. La primera, porque su hijo chico estudiaba en la misma escuela que yo. Segundo, porque en uno de mis primeros trabajos como voluntario en la Fundación Comunitaria Morelense, colaboré de manera conjunta con su esposa. Y tercero, porque prácticamente trabajé para él.

Siempre se vio que era una familia de lana y bien acomodada, es decir, para nada creo que les falte el dinero ni mucho menos.

Trabajé para él en una de las Secretarías y ahí pude darme cuenta perfectamente del modus operandi de estos hampones y, por primera vez, en exclusiva para Méx Appeal, hablaré de ello.

Primero que nada, tengo que explicarles cómo entré a trabajar al gobierno.

Resulta que mi novia de ese momento, tenía una mejor amiga quien andaba con un wey muy allegado al hijo mayor del gobernador.

Cuando salíamos en plan “parejero” siempre pude notar que esta persona era de bastante lana también y la verdad es que siempre me cayó muy bien.

Un día, que yo estaba mal económicamente, me comentó que estaba a punto de entrar a trabajar al gobierno y que si podía, me haría un huequito en algún puesto mediano, a lo que evidentemente accedí.

Pasaron dos años hasta que empecé a darme cuenta de muchas asquerosidades.

¿Cómo robaban? Pues se los explico:

La persona que me metió a mi a trabajar ahí, obtuvo el puesto de director de administración, así que tenía TODO el poder para decidir a qué proveedores comprarle. Y pues muy fácil, entre él y el gobernador, se armaron un ejército de empresas fantasmas, a nombre de amigos y conocidos suyos y listo. Más específicamente, ellos agarraban y le decían a sus primos, hermanos o amigos: “Oye, ¿quieres hacer dinero fácil? Pues ve ahorita a Hacienda y date de alta como proveedor de, por ejemplo, papelería. Yo te voy a comprar toda la papelería a ti, pero de lo que yo te pague, me vas a dar el 50%”

Esto que les cuento no es una suposición, es algo que yo vi y pude presenciar.

El 80% de los proveedores eran ellos mismos.

Ellos recibían el dinero del gobierno para administrarlo y lo único que hacían era girarlo hacia sus propios bolsillos, que por cierto, eran bolsillos ya bastante llenos. Sólo de recordarlo me dan náuseas.

Lo peor de todo es que eso que yo vi, fue únicamente en una de las muchas Secretarías y en uno de los 32 estados de nuestro país.

No me quiero ni imaginar cómo será en el resto del país.

Y luego el muy cabrón quiere ser presidente de nuestra nación. No sé cuánto dinero más quiere tener. Ya tiene lo suficiente como para que él y tres generaciones más de su familia vivan tranquilos.

No hay mucho que se pueda hacer para evitar que esto siga sucediendo, pero si Graco Ramírez queda como candidato a presidente, POR FAVOR no voten por él.

Saludos cordiales.

Billy Brown

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s