Me lleva el tren

Lo bello de tener la oportunidad de participar en este agradable blog, es que podemos tener la libertad de escribir sobre el tema que queramos, de la manera que queramos y expresarnos como se nos hinche el huevo, excuse my french.

Así como ya expresé, en miércoles anteriores, mis opiniones en temas muy diversos, el día de hoy no será la excepción y les hablaré de un tema completamente aleatorio pero que está en mi mente desde hace mucho tiempo; concretamente, está en mi mente después de regresar de un viaje mochilero por Europa.

En dicho viaje, tuve la oportunidad de transportarme de distintas maneras. Terrestre (autobuses y bla bla car’s), aérea evidentemente, marítima y mi gran favorita, la ferroviaria.
Y es precisamente del transporte ferroviario de lo que quiero hablar. No encontré una manera más tranquila y agradable de viajar que no fuera esa. No tienes que hacer check in un chingo de horas antes, no tienes que documentar tus maletas, puedes levantarte durante el trayecto en el momento en el que se te antoje a estirar las piernas o incluso mejor, puedes irte al bar a tomar una cervecita si así lo deseas. Si te sientes mal o tienes sueño, puedes pagar un poco más e irte a dormir a “camarotes” con camas. ¡Es una pinche belleza! Y todo eso sin contar que durante todo el viaje vas disfrutando de los mejores paisajes. No es lo más económico pero sin embargo no es lo más caro.

Disfruté muchísimo el poder transportarme de dicha manera durante mi breve estancia mochilera por el viejo continente y a mi regreso a México, cuando tuve q transportarme desde el aeropuerto hasta mi Cuernita la Bella, me vinieron a la mente una serie de preguntas: “¿Por qué chingados no tenemos en México una red de transportes ferroviarios activa?” ¿Acaso no tenemos la infraestructura como país para tener ese tipo de transportes? ¿Acaso todos los otros tipos de transporte son de la mejor calidad y por ende no necesitamos la red ferroviaria?

Solo imagínense, por ejemplo, que tenemos una boda en Querétaro el próximo fin de semana. Sería una puta delicia el poder ir a la hipotética estación central de trenes del Distrito Federal y tomar nuestro trenecito a Querétaro para disfrutar del bodorrio. Nos ahorraría mucho tiempo, quizás nos ahorraría lana ya que nos evitaríamos pagar gasolina que justo ahorita está por los cielos, y nos evitaríamos pagar casetas. Todo eso sin contar que además es mucho más seguro y que los índices de mortalidad en trenes son infinitamente menores a los índices en automóviles y autobuses.

De verdad que no entiendo las razones por las que este país no cuenta con este tipo de transporte, pero no me extrañaría para nada que sea porque alguna minoría de empresarios ricachones fantoches culeros, hayan dicho que no les conviene financieramente y san se acabó.
Y cómo dije al principio de este texto, es un tema bastante aleatorio pero creo q vale la pena hacer la reflexión de esto y por qué no, quejarnos.
A los que han utilizado alguna vez un tren para viajar, no me digan que no les encantaría poder disfrutar de eso aquí, sobre todo teniendo tantos paisajes y zonas hermosas. Y a los que nunca han tenido la oportunidad de gozar de esa experiencia, ¿apoco no les gustaría?

Tenía ganas de expulsar esta gran duda y queja desde hace varios años… estoy dispuesto a escuchar razones por las que creen ustedes que sería una buena o mala idea tener trenes en México.

Saludos mis queridos MexAppealers.

Billy Brown

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s