¿Cuánto valen 20 pesos?

“Money makes the world go round”, reza una polémica frase que enaltece el poder del dinero para hacer que el mundo funcione. Aunque no compartas esa filosofía (yo tampoco), es de reconocer que no podemos abstraernos de las normas convencionales que rigen nuestra sociedad, incluyendo el uso del papel moneda para adquirir bienes y servicios.  Lo mejor, creo yo, es aprender a usar el dinero. Principalmente a darle el valor que verdaderamente tiene. ¿Sabemos, por lo tanto, cuánto vale realmente un peso, cinco, veinte? ¿Alguna idea?

Pues bien, el fin de semana pasado y tras una serie de gastos inesperados, mi reserva económica para esos días se agotó. Debido a los días de asueto no había transacciones bancarias así que tampoco pude tomar de los ahorros. Estaba a la deriva, sin un quinto. No fue una situación grave ya que las necesidades básicas están cubiertas, pero hacía falta el dinero corriente, el que se usa para comprar una coca, un dulce, un cafecito, detalles de ese tipo.

El lunes por la mañana (día inhábil) mi mujer encontró un billete de 20 pesos en uno de los pantalones de lavandería. ¡Vaya paradoja!: Tan acostumbrado a traer dinero que hasta con desdén olvidé 20 pesos en un pantalón, pero dadas las circunstancias esos desdeñados 20 pesos eran una fortuna. Enseguida fui a la tienda y compré un par de panes de dulce, y me sobraron 8 pesos. ¡Me sobraron 8 pesos! Vamos, no soy millonario, tampoco me sobra el dinero, pero seré franco, nunca antes había valorado un billete de 20 pesos tanto como hasta ahora.

Traté de imaginar lo que sería para una persona sin hogar, un niño de la calle o una familia en pobreza extrema, ese billete de 20 pesos. Hay realidades distintas a la nuestra, hay personas para quienes ganar un peso, cinco, diez o veinte representan sacrificios inhumanos. Fue una sacudida de conciencia para mí.

Si al momento que estás leyendo esto posees al menos un billete de 20 pesos en tu billetera, déjame decirte que eres una persona muy afortunada. Si no tienes preocupación por cómo solventar tu situación financiera el día de mañana, si posees comida en el refrigerador, un automóvil, ropa limpia, zapatos y demás, gozas de un bienestar al que no todo el mundo tiene acceso.

Cada quien hace lo que le place con su lana, pero lo cierto es que desperdiciamos mucho dinero. Piensa en toda la comida que se te ha echado a perder, intereses moratorios que has pagado, recargos, multas, ropa que compraste y que nunca has usado, la suscripción al gimnasio que nunca vas, productos que no necesitamos, en fin. Diariamente tiramos a la basura mucha lana, porque no tenemos conciencia del verdadero valor del dinero.

Hay una frase que resume todo esto: Nadie puede gozar de lo superfluo mientras alguien carezca de lo estricto. Venga, no desperdicies tu lana, vale mucho.

Ese lunes que precisamente se conmemoraba el natalicio de Benito Juárez, rostro que adorna el billete de 20 pesos, entendí que (como dicen en Facebook) el “Benny” no vale 20, vale mil.

Adorable Pollito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s