Reir

El otro día mientras me encontraba atrapado en el tráfico de Cuernavaca (si chilangos, acá también hay tráfico) y mientras me hacía pendejo y pensaba en cosas aleatorias, recordé algo que me hizo cagarme de la risa…así, solo en el coche, sin música ni nada. Mis risotadas no pasaron inadvertidas por la conductora de al lado y su reacción no fue otra más que lanzarme una putrefacta mirada con una sonrisa más falsa que su dentadura y como queriendo decirme: “pobre loco das pena”, o al menos así lo sentí yo. Quizás yo venía más sensible ese día, pero lo dudo, ya que esa reacción tan poco amigable no hizo nada más que hacerme pensar que la pobre doña estaba ‘malfollada’ y que de ahí se derivaba su mal humor, y eso, a su vez, no hizo más que provocarme una carcajada mayor a la primera.

Dicho sea de paso, una vez olvidado el incidente con la señora amargada, caí en la cuenta de que soy una persona que ríe mucho. Y con mucho, me refiero a MUCHO. Me siento todos los días en una oficina con mis cuatro socios y nos es inevitable no reír estando todo el día pegado a estímulos cómicos provenientes de la vastedad de la web. Y ni siquiera se debe únicamente a eso. He llegado a la conclusión de que mi risa se debe a que veo casi todas las cosas con poca seriedad. Esto es, evidentemente, un arma de doble filo ya que en asuntos en los que se debe ser serio, me cuesta mucho trabajo serlo y tiendo a hacer chistes imbéciles o hacer comentarios totalmente fuera de lugar. ¿Qué puedo decir? ¡Soy de esos tetazos! Ni pedo…

Ahora bien, en el lado positivo de las cosas, esta actitud de tomarse las cosas con poca seriedad me ha permitido ver el lado cómico y humorístico de muchas personas que parecen tener un temple y una seriedad implacables. Disfruto demasiado el lograr sacar una carcajada a una persona a la que no se le suele ver riendo. Sin duda me ha permitido ver las cosas con alegría y sin darle tanta importancia a las cosas que no son tan trascendentes. No sé ustedes, pero prefiero vivir una vida presentando dicha actitud ante tales situaciones, a hacerme viejito antes de tiempo carcomido por el estrés y las preocupaciones inútiles. Es así como yo lo veo y como yo se los comparto mis queridos MxAppealers. Rían ante la vida, hagan reír y disfruten porque no nos cuesta ni madres.

Saludos cordiales.

Billy Brown

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s