Amores Godínez

¡Hola en jueves de la semana del amor y la amistad! Es mi primer post como Mxappealer y estoy muuuy emocionada (se notó un poco).

No soy una romántica de cabecera, pero últimamente estoy dejando ser y florecer los sentimientos que me nacen y este año en particular… aproveché el trillado 14 de febrero para decirle a la gente que quiero, que los quiero, con coranzoncitos y palabras cursis… pero bueno, al grano…

Habemos todavía una gran parte de la población que no podemos evitar caer en la descripción laboral de “Godínez”, esos que estamos más tiempo en la oficina que en cualquier otro lugar, que llevamos tuppers, cargamos con un gafete para todos lados, nos transportamos en tenis o flats y llegando a la ofi, cambiamos al tacón o mocasín, la empresa ya nos regaló una taza con nuestro nombre (o 2), pasamos tarjeta o ya más pro, nuestra huella y decimos “provecho” entrando o saliendo de la cocina… en fin. Tenemos que resignarnos a que nuestra vida inmediata es ahí, y yo como muchos, hace algunos años caí en el cliché del “romance oficinista” o “Godínez love” y pues tuvo sus buenas y sus malas, pero en conclusión… fue muy divertido. En mi caso no estaba prohibido como política de la empresa y de hecho hasta muchos lo exaltaban, sin embargo para que eso funcionara dentro del trabajo (ya es otra cosa lo que pasa afuera), si hubieron reglas (sin querer) que hoy me siento con la obligación de transmitir:

Lo que funciona…

  1. Aunque sepa todo el mundo del romanceo, dentro de la oficina se deben tratar como colegas.
  2. Si te peleas, que nadie se entere. Es problema de dos, no de los demás.
  3. Si tienes problemas con el Godinez o la Godinette, no puede repercutir en tu desempeño laboral.
  4. Si es de un área diferente a la tuya, estás en la grande, hay menos roce y/o competencia en su caso.
  5. Si quieren echar pasión, la sala de juntas es lo más in (más si están en gallineros y no tienen oficina propia) esto me lo platicó una amiga…
  6. Cuando van con los demás colegas a beber después de trabajar, “jugar” abajo de la mesa sin que nadie se de cuenta… es bastante sexy.

Lo que no recomiendo…

  1. Si es tu jefe, evítalo a toda costa, salvo que esté soltero y te de el anillo ese día.
  2. No tomar o pasarse de copas en las fiestas laborales porque es más fácil que se nos olvide el pudor y termines dando un PDA (o en español, Demostración Pública de Afecto) que el lunes no te vas querer presentar.
  3. Si quieres echar pasión, por más arriesgado y emocionante que sea, no es muy correcto hacerlo en horas laborales, si te cacha el jefe o cualquiera te puedes meter en un problemón (salvo que encuentren un “lugar seguro” que sepan que nadie va a llegar).
  4. Meterse a echar pasión en la oficina del jefe.
  5. Aprovechar las cámaras de vigilancia para grabar su propio video porno.
  6. Enamorarse.

La última es un arma de doble filo que también puede terminar en final feliz… cuántos no han encontrado a su “the one” en ese lugar tan amado y odiado por tantos…

Saludos amorosos

4 pensamientos en “Amores Godínez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s